DE GADAFI A SAAB

 

El gobierno de Colombia acaba de anunciar la confiscación de los bienes en ese país del empresario Alex Saab, luego de conocerse del secuestro disfrazado de extradición de quien se atrevió a hacer grandes esfuerzos por burlar el bloqueo económico y pudimos traer buena cantidad de alimentos y gasolina a Venezuela. Tanto interés de los narcoparamilitares que gobiernan el vecino país en que Saab fuese llevado a suelo gringo ya olía raro, esperaban como zamuros en la mata a que la presa terminara de morir para comenzar a comer sus vísceras, asesinándolo moralmente primero para luego repartirse sus bienes.

Tal situación se parece bastante a lo que sucedió con Muamar Gadafi al cual, luego de que todos los países de Europa y Estados Unidos lamieron el piso por donde pasaba solicitándole empréstitos y posibilidades de negocios en el país más próspero de toda el África y más allá, terminaron entregando sus huesos al más sanguinario verdugo de la tierra para que hiciera su trabajo de invasión y saqueo. Así las cosas, lo primero que hicieron fue confiscar los bienes pertenecientes a la República de Libia, sobre todo los que se encontraban depositados en sus bancos como Reservas Internacionales en forma de dinero, oro y otras especies.
Alex Saab no sólo ha sido víctima del desespero imperial por intentar demostrar una dureza que ya no tiene, sino también de la rapiña de ladrones y filibusteros de la política mundial, especialmente de los jibaros y periqueros que gobiernan en Colombia. Igual suerte corrió Gadafi en cuanto al robo descarado del que fue objeto, pero además de ello fue violado ante las cámaras y asesinado de manera inmisericorde, muy propio del método que usa EEUU cuando quiere generar escarmiento. Alex Saab ha sido expuesto como blanqueador de capitales por comprar comida para Venezuela, sin prueba alguna y pasándose por la frente todo el derecho internacional.
Hoy en Colombia se vende drogas como caramelos y se asesinan personas hasta por diversión y en Libia se venden esclavos en las plazas públicas
Así vamos

Fuente:  DE GADAFI A SAAB
Compartir en Google Plus
    COMENTARIO DE BLOGGER
    COMENTARIO DE Facebook